Viajes de trabajo o vacaciones: Por qué es importante buscar alojamientos con una buena marca de colchón

Cuando se buscan habitaciones para reservar ante un viaje,  los requisitos que se exigen de ese alojamiento suelen ser diferentes dependiendo de si se trata de negocios o vacaciones.

Existen varios portales web que facilitan dicha búsqueda, que permiten interactuar y hacer las preguntas pertinentes antes de formalizar la reserva y ejecutar el pago. La tendencia general es solicitar aclaratorias acerca de los servicios que se ofrecen, facilidades de acceso, seguridad, equipamiento que posee, etc., pero no se suele interrogar en relación al mobiliario, como las  camas y colchones, porque se suele dar por sentado que lo que se encuentre en el lugar cumplirá la función.

A continuación, se presentan algunos aspectos que se deben considerar sobre este particular.

Viajes por razones laborales

En el caso de viajes por trabajo, la duración suele ser corta. Se supone que gran parte del tiempo el usuario estará fuera de la habitación. Entonces, el objetivo es ubicar un recinto que ofrezca cubrir las necesidades básicas, porque al llegar a ella se estará agotado; una cama, un baño aseado y formas de comunicación serían suficientes. 

El mobiliario que se necesita suele constar del mínimo requerido; además, no se hacen exigencias en relación al estilo, la decoración, colores armoniosos o marcas particulares. Solo interesa la funcionalidad: cama, armario, una mesa con un taburete para colocar el equipaje de mano y la computadora portátil, en caso de que se viaje con ella, y poco más. 

Pero cuando el viajero tiene una edad madura, o algunas afecciones de salud (como alergias y dolencias en la espalda), sí es conveniente prestar mayor atención a la cama, para saber si el lugar en el cual se descansará está dentro de las mejores marcas de colchones, que cuiden de la postura, los alérgenos, la ergonomía y el buen descanso.

Colchones para personas alérgicas

Las alergias de las vías respiratorias empeoran en presencia del polvo y de los ácaros. Estos diminutos organismos crecen mejor en ambientes húmedos y con poca aireación. Por lo que la mejor forma de combatirlos es atacando esos dos factores.

En ese sentido, los núcleos de los colchones, con independencia del material que lo constituya, se han construido de tal forma que se  facilita la aireación interna, bien sea por porosidad en las espumas o por la incorporación de válvulas de ventilación ubicadas en los laterales de algunos colchones. Así mismo, ciertos químicos especiales bañan las capas de tela que cubren dicho núcleo en los colchones antialérgicos, lo que se denomina como “tratamiento anti-ácaros”.

Fibras con un alto desarrollo tecnológico, entrelazadas como paneles de abejas, constituyen lo más actualizado en recubrimiento de colchones. Ofrecen higiene y elevada ventilación, y son conocidas como “3D”. 

Colchones para afecciones de la espalda

Para estos casos, los médicos recomiendan descansar en colchones ortopédicos. Aunque la mayoría de las personas que no padecen de estas dolencias los pueden considerar algo rígidos, estos colchones se caracterizan por la flexibilidad justa para adaptarse al contorno humano, pues los focos de presión son distribuidos de manera equilibrada.

Trabajan corrigiendo posturas de huesos y articulaciones y por consiguiente favorecen una buena circulación sanguínea y relajan la musculatura.

Esto se ha logrado con desarrollo tecnológico, que ha permitido fabricarlos en diversos materiales, además de los muy conocidos con núcleo de resortes, que no se deforman porque son de acero de alto carbono. 

Telas extra densas, denominadas fieltros de alta resistencia, espumas muy firmes indeformables, de memoria o viscoelástica en diversos grosores, con geles de enfriamiento o no, son solo alguno de los adelantos incorporados para eliminar los dolores corporales.

Quienes padezcan de severas molestias en la espalda o en la cervical, seguramente querrán asesorarse mejor sobre el tipo de colchón que emplean las habitaciones disponibles en su destino antes de realizar la reservación. Cuando se trata de trabajo, un buen descanso y un despertar sin dolor son claves para tener un viaje productivo.

Viajes por vacaciones

Si la razón es vacacionar, sobre todo en grupo con la familia o amigos, es necesario que el alojamiento tenga más espacio para mayor comodidad, y el sentido estético tiene relevancia, pues se pasará algo más de tiempo en el recinto. 

En cuanto al mobiliario, éste debe cubrir otras necesidades además de su funcionabilidad. Cobran relevancia los equipos audiovisuales para el esparcimiento, mayor cantidades de muebles, sofacamas y camas convencionales.

En estas últimas, un buen colchón es básico para que el descanso sea correcto, sin concavidades ni resortes que se sientan. De esta forma se tendrán clientes  satisfechos, que recomienden el servicio y quieran repetir la experiencia.

Para grupos muy numerosos, suele ser algo complicado ubicar un alojamiento con el número de camas que se necesitan. Para tales casos, sería muy conveniente viajar con colchones de tipo inflable, pues con muy poco volumen en el equipaje se brindará más espacio para los acompañantes, así como un descanso de calidad. 

Colchones inflables

En el pasado quedaron los colchones inflables parecidos a las tumbonas que se usan en piscinas como camas flotadoras. Nuevamente, la tecnología optimizó este peculiar y versátil invento para parecerse cada vez más a un colchón típico, siempre manteniendo al aire como agente amortiguador.

El plástico de alta densidad con el que se confeccionan es cubierto con delicadas y suaves telas que lo aíslan y evitan que se adhiera a la piel, e impiden que el usuario sude por dicho contacto.

Otro atributo es el aumento en el grosor del colchón, sin que esto afecte demasiado el volumen y peso que tienen una vez desinflados, para que sigan siendo una práctica forma de armar una cama en pocos minutos, asistido por fuelles eléctricos.

 

Hello world!

Welcome to WordPress. This is your first post. Edit or delete it, then start writing!